Blog

  • CLUB DE INTERCAMBIO DE PAREJAS, UNA OPCION EN LA NOCHE...

    Primera vez en un Club Liberal

    Bueno chic@s este es uno de los temas por los que más me abordáis “los novatos” cómo actuar la primera vez en un Club de intercambio, cuales son las normas, el comportamiento, que pasa si… 

    Este post se lo dedico especialmente a las mujeres, aunque sé que las dos partes de la pareja tenéis dudas, me encuentro muchas más consultas de chicas con miedos, que hombres, por tanto creo que esta vez os toca a vosotras.

    Cómo es un Club?

    Quizá alguna de vosotras lleve tiempo sin salir, tiempo que no baila entre luces de colores y lo que sabe de la música actual, es lo que de vez en cuando oye en la radio del coche, o en el centro comercial. Tranquilas la vida sigue igual que cuando vosotras salíais, no ha cambiado tanto.

  • TENER UNA RELACIÓN ABIERTA - OPINIONES

    El Efecto Coolidge, acuñado por el etólogo Frank A. Beach hace medio siglo, describe un fenómeno que se da entre los mamíferos por el cual, si los estímulos siempre son los mismos y se repiten en el tiempo, provocan un descenso del deseo. El sexólogo Ignasi Puig da con una solución escueta: cambiar esos estímulos. "Si una pareja solo mantiene relaciones sexuales una vez a la semana y siempre es el sábado después de ir a cenar y al cine, y siempre en el dormitorio, bajará la libido", explica, y advierte: "Una forma de introducir variedad a la relación (desde luego, no la única) puede ser abrirla sexualmente a otras personas, o el intercambio de parejas [lo que se conoce comúnmente como mundo 'swinger'], pero debe hacerse siempre con sinceridad y comunicación. Si no, por mucho que estén dispuestos a compartirse con otros, llegará la sensación de engaño, y puede ser devastador para la pareja. En el momento en el que entran en la ecuación terceras personas, pueden aflorar los miedos y las inseguridades, esto es: los celos. Por eso es tan importante que esta práctica se haga siempre desde la absoluta sinceridad y entendimiento mutuo". 

    "Estamos en un 'boom' parecido al de los años setenta con las comunas 'hippies' y, como ocurría entonces, es peligroso pintarlo como algo fácil. Tener dos parejas en lugar de una cambia un montón de reglas"

    Su compañero, Miguel Vagalume, reflexiona: "Estamos en un boom parecido al de los años setenta con las comunas hippies, el llamado verano del amor; había dos mil o tres mil comunas en Estados Unidos, era la misma sensación. Y como entonces, ahora es peligroso pintarlo como algo fácil. Tener dos parejas en lugar de una cambia un montón de reglas del juego que te había inculcado la vida, a ti y a gente de tu alrededor". Y puntualiza: "A mediados del siglo pasado había relaciones abiertas en España, no es algo nuevo. Pero en aquella época, generalmente, jugaba en contra de muchas mujeres: resignadas, aceptaban en silencio que sus maridos tuvieran una amante, incluso otras esposas y familias. Por suerte, eso hoy ha cambiado. Las mujeres son más autosuficientes y eligen, en su caso, la poligamia, o lo que ahora se llama poliamor [tener relaciones plenas con más de una persona]. Pero de una forma abierta y pactada con su pareja. No hay que olvidar que cambiar ese modelo de relación implica muchas preguntas: ¿Es posible estar con dos personas a la vez, incluso querer a más de una pareja al mismo tiempo? Es importante desmontar muchos mitos, y no Joel Moore, Paris Hilton, Christine Lakin y Adam Kulbersh en la comedia de 2008 'The Hottie and the Nottie'. CORDON “siempre es una aventura exitosa. Pero no hay que confundirlo con la parte lúdica, por ejemplo, ir a un local de intercambio. Ahí no estás desmontando ningún mito. Es algo lúdico que haces con tu pareja, solo desmontas la exclusividad sexual". 

  • FANTASÍAS COMUNES EN LAS MUJERES

     

     

    Fantasear ayuda a estimular el deseo sexual, intensificar el placer y ampliar las posibilidades en el terreno erótico, según el portal "Piso4". Sin embargo, es importante discernir entre aquellas fantasías con un grado más realista, de las que solo deben permanecer en nuestra imaginación.